Cuando el problema no es la solución , sino su gestión …

Parece ser que hay problemas de abastecimiento en cuanto a vacunas por parte de ciertas empresas. Se empieza a identificar los primeros casos de especulación en la obtención de estas, parece ser que hay problemas de servir las cantidades que se necesitan para la población. ¿Es un problema de lo público y privado estas carencias o deficiencias?  …

Se han conseguido aplicar a parte de la población vacunas de unas empresas privadas que con sus recursos, esfuerzo y capacidad han patentado. Tras unos cuantos de días administrando estas vacunas, se empieza a ralentizar el proceso de vacunación por muy diferentes causas, no hay capacidad para servir mayor número de dosis, el plan de vacunación hace agua en muchas comunidades por diversas razones, se cuelan personas que no les corresponde esa vacunación aún, se desaprovechan cantidades de vacuna por una administración inadecuada, etc… en fin todos, problemas por la falta de planificación y sobre todo, por una forma de entender la relación entre quienes poseen el producto o lo comercializan  y quién lo regula para su consumo, el resultado están siendo demasiadas incidencias para los consumidores, en este caso pacientes.

Ante estas situaciones, se alzan voces desde diferentes lados acusando o bien a las administraciones por su dispositivo ineficiente, bien acusando a las empresas proveedoras de su inoperancia para hacer frente a la demanda. En fin, la continua dicotomía entre la gestión de lo público y la gestión de lo privado que ya trate hace un tiempo. Creo que además de ser una controversia inútil, sobre todo para las personas que necesitamos ser vacunados cuanto antes, y que como casi siempre, padecemos las negativas consecuencias de la descoordinación y en muchos casos, baja profesionalidad de ambas partes. Esta discusión, insisto, solo hace desviar la mirada hacia un lugar inadecuado, encontrar un culpable, cuando creo que comparten el “mérito” de la baja eficiencia, y la misión sigue siendo vacunar a cuanta más gente mejor en el menor tiempo posible.

En el mundo de la empresa los productos son mucho más eficaces cuando se colocan en los mercados on time y una vacuna que llega tarde, tiene serias consecuencias. No seré yo quién culpe de los males a unos u otros, pero si culpo a que los protocolos de actuación en general están mal diseñados, por ejemplo, no me explico como la producción puede ser un problema, en el momento que la vacuna es una realidad; si se puede administrar, se debe crear el aparato productivo adecuado para dar una respuesta lo más rápida posible al número de personas que ha de llegar. Es previsible y por lo tanto hay que planificar una producción masiva ayudando a las empresas de la patente pues probablemente tengan recursos limitados en este aspecto, por lo que se han de habilitar temporalmente, con ayuda de lo público, centros de producción que den respuesta a la demanda, obviamente pagándole al patentado lo que corresponda por el total de la producción, eso sí, sin que esta pueda coaccionar a lo público por el precio, ya que con las cantidades a administrar, el precio será sensiblemente más bajo que cualquier otro tipo de fármaco, que posea una demanda mucho más limitada. Lo público debe gestionar y hacer llegar la vacuna a los pacientes sin que se creen mercados paralelos, eso dinamitaría la eficiencia, así como se adulterarían los precios y disponibilidad para colectivos prioritarios.

Esta pandemia es un problema generalizado y por tanto no puede tener una gestión fragmentada o inconexa, por lo que las administraciones se tienen que poner las pilas y poner a disposición los recursos necesarios (personas, dinero, tecnología, control, espacios, etc…) para vacunar a todo el mundo cuanto antes, cueste lo que cueste, y gestionar esa vacunación con seguimientos y control de calidad para que el big data  y la IA nos anuncie que el proceso está teniendo éxito, o cualquier desviación del plan lo abordemos con un plan de contingencia de manera inmediata. Así como las empresas que poseen la vacuna se han de ponerse las pilas para producir y servir en tiempo, calidad y cantidad la demanda del mercado, sin acudir a comercializar mercados ajenos a lo público. Ambas cuestiones sin una estrecha coordinación, colaboración y objetivos comunes no se alcanzará la misión, no al menos si se pretende esa eficiencia que necesita la población.

No entiendo como un problema generalizado, letal y común a todos los seres humanos, podemos gestionarlos desde la miopía de lo público o lo privado, se habrá de gestionar con todos los recursos disponibles y con la coordinación eficiente de los que poseen la solución, no entiendo cuando estamos hablando de muertes, de muchas muertes, que el dinero pueda ser un problema, puesto que el problema habrá de ser la gestión que se haga de este, no entiendo como lo privado puede presionar o coaccionar a lo público con la solución, no entiendo como no se tiene disponibilidad de producto para estar vacunando 24/7, ni infraestructura para esto, señores que nos estamos jugando la vida, la economía, la especie, y atendemos este problema como si fuese un problema más de un producto que no puede satisfacer la demanda que genera. Hablamos de salud y de supervivencia, otro nivel señores políticos, estimados empresarios.

Cuando se está en un escenario de pandemia, que afecta a todo y a todos, si se tiene la solución, hablar de que la aplicación de esas solución es solo responsabilidad de lo público o de lo privado, es una mala estrategia, que no producirá buenos resultados, la cuestión es que debe aportar cada uno de ellos en el proceso para mejorar el escenario de forma eficiente, con colaboración y coordinación entre ellos, sin excusas, pues es una causa de interés general y apremiante, y la solución a tiempo, esta de la mano de ambos. Es la primera que vez que la globalización arroja un reto a nuestra especie que puede acabar con ella y no esperará todo el tiempo que deseemos para ver cómo trabajan de la mano todos los que puedan aportar la solución para la salvación.

 

@rafacera

FanPage Facebook (dale a me gusta, si te gusta claro)

Sin comentarios | Leído 28 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *