Digital management. Cómo dirigir empresas tecnológicas

Las empresas con exclusivamente un fundamento digital están provocando nuevas formas de trabajo, nuevas formas de relación, nuevas maneras de contratar, en definitiva, configuran un escenario organizacional muy diferente al analógico o tradicional que conocemos. Las empresas de base tecnológica suponen los mismos retos directivos que las empresas digitalizadas y han de dar respuestas eficientes a estas exigencias…

No es lo mismo una empresa de base tecnológica que una empresa digitalizada, mientras a las primeras las define su misión crear tecnología, a las segundas se las identifican por su función, conseguir su misión a través de la digitalización. Atendiendo a esto, lógicamente pueden aparecer, de hecho así es en muchos casos, empresas tecnológicas digitalizadas, pero no sonrían creyendo que esto es la totalidad de casos, son muchas las empresas tecnológicas que tienen hábitos, cultura, funcionamientos analógicos y/o tradicionales.

Estos tipos de empresas, me refiero a la digitalizadas, demandan formas de dirigir muy diferentes al management tradicional, y digo bien formas, ya que las finalidades son muy parecidas por no decir las mismas que las empresas de cultura y dirección tradicional, es decir tratar de ser productivas, eficientes, aumentar la reputación de marca, poseer plantillas competitivas, trabajar para alcanzar el mayor número de  clientes satisfechos, conseguir que los accionistas se sientan bien remunerados, establecer un compromiso de respeto y atención con la sociedad en la que cohabita, en definitiva … intentar ser empresas competitivas, rentables y recomendables.

Pero es cierto que las formas de dirigir empresas digitalizadas han de ser otras, quiero decir el CEO de una empresa digitalizada tiene que considerar nuevas maneras de llegar a esas finalidades atendiendo y dando buenas respuestas eficientes a exigencias como:

  • El departamento de personas en estas empresas es mucho más importante que en cualquier otro tipo de organización, ya que aunque el medio sea la digitalización la importancia de Knowhow y talento de las persona que la utilizan, es determinante en la competitividad de la organización
  • Cuidar, retener y captar talento de forma que no sea este un aspecto de incompetencia o baja competitividad. Por lo que tener sistemas, políticas y proceso que garanticen que tengamos el talento suficiente para ser competitivos
  • Los periodos y necesidades de financiación según momento de crecimiento en el que se encuentre la empresa, identificar y explotar fuentes de financiación alternativas para ese crecimiento, así como diseñar las estructuras de tesorerías según necesidades, crear formatos de deudas que permitan el funcionamiento, crecimiento y día a día de la empresa, valorar con acierto tipos de inversiones, rentabilizar los ciclos de retornos económicos, formas de relación con el accionista y como retribuirlo, etc… las empresas digitales poseen peculiaridades muy diferenciadas de otras empresas, por lo que el CEO ha de dar respuestas a todas estas necesidades económicas que suelen ser particulares y no siempre de fácil solución. Las empresas digitales de comercio electrónico tienen menos problemas en este aspecto, sin embargo las de base y creación tecnológica plantea en muchos casos todo un reto alcanzar el equilibrio económico adecuado para el éxito de la empresa.
  • La organización es un factor determinante y no solo como organizar el trabajo, sino aportar las mejores respuestas para distribuir responsabilidades, las autoridades, la forma de toma de decisiones, un aspecto crucial es la creación y configuración de grupos de trabajo, procesos de trabajo eficientes a través de herramientas como Agile, scrum, etc… diseñar formas de retribución atractivas y eficientes para el empleado y para la empresa, conseguir un control sobre la productividad muy objetivo que en muchos casos en estas empresas no se corresponden con estándares ya fijados, fomentar un clima laboral favorable en la empresa, tened presente que la organización se ha de adaptar a la misión y la plantilla, así que si tenemos en cuenta que cada vez en este tipo de empresas trabajan personal más joven, con otras formas de ver el mundo, con una manera de vivir que necesariamente implica trabajar de otra forma para ser productivos y eficientes etc…
  • El dato, el CEO ha de saber que esta es la fuente y principio de todo, del fracaso o éxito de la empresa, es decir, según como se capte, se gestione y se controle el dato, tendremos opciones de hacer triunfar a la empresa o no. En la digitalización lo realmente importante es el dato y lo que se hace con este, la calidad de las decisiones que provoca.
  • El cliente como centro de atención estratégica de la empresa donde la misión es conquistarlo, venderle y rentabilizarlo. Obsesionarse con la optimización de la gestión interna, como la otra misión igualmente estratégica para que la empresa crezca y logre el nivel de competitividad que nos haga triunfar. Esto se habrá de conseguir a través de la digitalización que será el medio que nos permita lograr ambas misiones.
  • La necesidad (estrategia) de generar, adquirir, implementar tecnología que todo esto nos lo haga mas fácil, pero sobre todo más inmediato, que genere valor para el cliente y para la gestión interna de la empresa.
  • El CEO ha de conseguir que las relaciones que se planteen con stackeholders, clientes, accionistas, trabajadores y con la comunidad en general, tienen que poseer un componente humano y humanista muy acentuado, perder esta condición, hará que el mercado lo relegue al limbo de la tecnología o digitalización impersonal y distante, lo cual no ayudará en la conquista del cliente y ni por asomo, como consecuencia de este desapego o distanciamiento del cliente, en la gestión interna de la empresa. Este es un error que cometen o están cometiendo muchas empresa en la actualidad, han dejado todo en manos de la tecnología y esta circunstancia hace que se la reconoce por parte del cliente, muchos clientes, como algo frio y distante que puede generar desconfianza y rechazo con la marca. No olvidemos que trabajamos con personas para personas. Cuanto más felices sean ambas, mayor nivel competitivo de la empresa.

Dirigir empresas digitalizadas y/o tecnológicas requiere de otras formas de dirección a los parámetros tradicionales, son imprescindibles utilizar otras herramientas para conseguir lo que siempre pretendimos con las empresas, que no es otra cosa, que alcanzar ciertos niveles de competitividad que nos permitan triunfar en el mercado. Se trata de dirigir estas compañías teniendo presente que el camino para llegar esa competitividad es diferente, porque han entrado en juego nuevos componentes para recorrer de forma satisfactoria el camino hacia el éxito, y los que ya existían, se han de gestionar de otra forma para alcanzar la eficiencia. Bienvenidos al digital centrismo en las empresas y por tanto, se impone la implementación de un digital management que logre las misiones planteadas por estas.

@rafacera

FanPage Facebook (dale a me gusta, si te gusta claro)

Sin comentarios | Leído 35 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *