Las Full-Stacks y el éxito empresarial | Rafael Cera

Las Full-Stacks y el éxito empresarial

PROBLEMA: Muchos profesionales piensan que tener la posibilidad de que la empresa desarrolle todas las funciones de la cadena de valor (creación del producto, logística, RR.HH., marketing, etc… es decir, todas las funciones necesarias para el funcionamiento de la empresa), es garantía de éxito o al menos la tendencia ideal de cualquier organización con pretensión de éxito. Yo no estoy convencido, incluso en ocasiones creo que esta idealización del “selfmade operativo” con recursos propios a lo largo de todo el modelo de negocio, sin subcontratar nada, es contraproducente, y puede convertirse en un problema competitivo. Pero veamos…
Con la adquisición de experiencia y cuando vas incorporando nuevo conocimiento o reciclado a tu bagaje profesional, lo que he aprendido es que cualquier cuestión relacionada con el mundo de la empresa, tiene siempre la misma respuesta… DEPENDE. Como en muchos ámbitos de la vida, el mundo empresarial no posee verdades absolutas, ni respuestas cerradas y certeras a las preguntas que sobre esas organizaciones, su funcionamiento o su rendimiento hagamos.

Full-stack se le denomina a la empresa que abarca y desarrolla en su funcionamiento toda la cadena de valor, es decir que no subcontrata o externaliza ninguna función de la empresa. Es un concepto muy apegado a las start up (Appel, Uber, Netflix… por ejemplo), donde obviamente es mucho más fácil complementar todos los requisitos necesarios para funcionar y poner en marcha el modelo de negocio. Pero igualmente podríamos encontrar ejemplos de empresas tradicionales, no vinculadas a las nuevas tecnologías, que podríamos denominar full-stack, principalmente en el segmento PYME.
Tratemos de descubrir que aporta este tipo de decisión estratégica organizativa, consistente en desarrollar todas las funciones de la cadena de valor.
Obviamente, la decisión de convertirnos en una empresa full-stack, depende muy directamente de nuestras capacidades y recursos internos para lograr el reto de ser autosuficientes en la puesta en marcha de las tareas necesarias para funcionar como empresa y hacerlo de forma competitiva.
Para ello es necesario tener conocimiento de la función y del cliente, experiencia en la puesta en marcha de esa función y los recursos necesarios para abordar este modelo de funcionamiento, si alguna de estas características no se posee el nivel suficiente, la respuesta es no te conviertas en una full-stack, externaliza aquello que te haga más competitivo en el ámbito que fuere. Si se dan las condiciones en cuanto a nivel necesario en esos tres planos y el resultado de estas decisiones provocan un aumento competitivo, entonces… ¡adelante!.
Ya escribía hace algún tiempo, un post muy relacionado con el outsourcing, que creo te sería de ayuda para tomar decisiones esta aspecto, para conocer otra alternativa al full-stack.

En definitiva, las empresas Full-stack como puede ver no son siempre sinónimo de éxito empresarial, es más, en ocasiones no es recomendable utilizar esta forma de funcionar. Se vuelve a confirma que la respuesta más habitual ante una pregunta sobre estrategia empresarial es DEPENDE, pero también espero haberte aportado los argumentos suficientes para que decididas de qué forma ser más competitivo
¡Pasa un gran dia!
@rafacera

Sin comentarios | Leído 24 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*