Liderazgo 360º

Son muchos los planos en los que se pueden ejercer el liderazgo, donde el líder puede encontrar su escenario para ejercer su influencia. Hoy todo ha cambiado con respecto a hace pocas fechas, las organizaciones, los hábitos, los stackeholders, las personas, la forma de vivir …  el liderazgo sigue siendo la cuenta pendiente para alcanzar objetivos, pero condición sine qua non para ello y para ser competitivos

Ya os hablé hace un tiempo sobre el BALANCE MANAGEMENT y lo importante que creo que es su implementación en cualquier organización que aspira a ser competitiva y a lograr los resultados que planifica. Dentro de esa cultura de dirección, el balance management, se requiere de personas que ejerzan sus roles de manera de diferente a la hora de dirigir a como tradicionalmente se ha hecho y esto es así por dos razones, una por que se pretenden cosas diferentes de la organización y porque casi todo ha cambiado en ella.

Uno de los requerimientos para que el balance management alcance todo su esplendor o máximo rendimiento, es el tipo de liderazgo a ejercer. Y en este aspecto se requieren de personas en la dirección que tengan una mirada, actuación y control periférica es decir, han de aplicar un liderazgo 360º. Esto exactamente que implica, pues fundamentalmente ser un líder que atiende y ejerce sobre todos los aspectos que inciden en sus necesidades para alcanzar objetivos, entre lo que encontramos personas, el entorno, escenario y condiciones. Con esto me refiero a que el líder especialista muy en boga en nuestro tiempo como son el líder técnico, el líder de personal, el líder comunicador, líder carismático, personas que ejercen un liderazgo parcial o especifico, pero estos no aportan tanto valor como un líder que es capaz de liderar en conjunto a todo lo que se refiere o que incide en los objetivos, el líder de escena, el líder 360º

Este tipo de líder 360º es una persona capacitada para tomar decisiones en todos los aspectos que demande la conquista de objetivos a nivel estratégico, a nivel de personal, a nivel técnico, a nivel emocional, a nivel comunicativo y no por ello tiene que ser el más preparado, el que más sepa, el que más controle en cada una de esas áreas, pero si a través de su visión periférica estar capacitado para llevar a la organización a la meta que anhela a través de su trabajo y contribución. Este liderazgo no supone una cuestión solo de conocimiento sino que cuenta y mucho la capacidad de relación con personas con otras funciones, experiencia, visión, estrategia, implicación, engagement, sus actitudes y sobre todo en aquellas lagunas en algunas de sus funciones que sea capaz de cubrirla con el apoyo de otros profesionales pero en beneficio de proyecto. El líder 360 grado controla el conjunto de variables que determinan la consecución de objetivos, es un líder cuyo ámbito de trabajo para el éxito de la obra es la función, no solo los actores o la puesta en escena o la iluminación.

El liderazgo es algo que continuamente esta demandando nuevas atribuciones, nuevas funciones, pero lo más importante es que cada vez demanda perfiles profesionales diferentes, tanto es así que como comenté hace mucho tiempo en un contenido que compartí, cada organización requiere de un tipo de liderazgo especifico y creo que adaptado a sus condiciones, en la empresa la manera de conseguir niveles de liderazgos de valor para estas  es con personas que tengan esa visión completa y periférica de todo lo que dicha organización presenta y necesita. Sí efectivamente, a la hora de encontrar profesionales con este perfil lo importante es conocer con exactitud el medio en el que se va a incluir.

Puede parecer que este tipo de liderazgo hay que reservarlo para altos cargos como CEOs o alta dirección, no es así, propiciar este tipo de lideres en todas las funciones, matrices organizativas o niveles de organización en los que se ordene la empresa producirá un impacto de mayor impacto que si se reserva solo para ámbitos de altos directivos.

Este liderazgo supone una forma de ver el escenario y los recursos de que se disponen, que poseen para lograr los resultados que se esperan de esa función, para ello es primordial tener una mirada, un impacto y un control 360º en dicha situación. La visión rectilíneas reduce la posibilidad de éxitos de cualquier líder, se pasan por alto muchas variables que inciden en el trabajo, pero también debemos tener en cuenta que cualquier persona no está capacitada para mirar de esa manera la organización y su trabajo, por lo que sus decisiones e iniciativas serán de perfil bajo desde el punto de vista de valor e impacto. El líder 360 mira de otra manera y actúa sobre el conjunto de elementos que deciden su trabajo.

@rafacera

FanPage Facebook (dale a me gusta, si te gusta claro)

Sin comentarios | Leído 40 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *