Para ser competitivos y alcanzar éxitos nada como …

Las personas son el recursos más importante y determinante en el éxito de una empresa, eso no es cuestionable, sin embargo …

Son las personas y ningún otro recurso, las que dotan de competitividad a una empresa. Da igual la tecnología que poseas, el gran producto que comercialices, lo sólo que estés en el mercado, al final lo que fija el nivel de competitividad de una empresa es el valor y adecuación de los recursos humanos que posea esa empresa para su misión.

Esto de la competitividad de las empresas es un juego donde afectan muchas y diferentes variables para establecer nuestro nivel, no seré miope, pero al final siempre son las personas que trabajen en/para esa empresa las que lo establecen, es el factor determinante. Es a través de la gestión que las empresas practican con sus empleados y adláteres (personas vinculadas de alguna forma con la empresa), como se puede prever que nivel competitivo presentan, ver la forma en que fomenta y gestiona el liderazgo, como tratan a su gente, la manera de establecer y organizar el trabajo, las políticas que diseñan y aplican para estas personas, como se comunican con ellas, como captan y gestionan el talento, la calidad del clima laboral y la persistencia de esta, como controlan y favorecen “la felicidad” de sus empleados, todo ello nos mostrará la fotografía de cuanto de competitivo son o pueden llegar a serlo.

Sé que estamos en “pleno despegue” de la tecnología y que esta prevalece sobre todas las cosas, también admito que es una herramienta que nos puede facilitar mucha competitividad, sin duda, pero detrás de esa tecnología seguirán existiendo las personas, y esa tecnología, tendrá una finalidad directa o indirecta para humanos, por tanto, creo que ese factor de los recursos humanos no es que pierda importancia en la actualidad  dentro de la empresa, aunque lo parece, es que se debe incentivar el interés por gestionarlo con mayor valor estratégico, dedicación y prioridad.

A medida que pasa el tiempo, las personas evolucionamos tanto como clientes, como trabajadores, como seres sociales, y esta evolución ha de ser muy tenida en cuenta por la empresa para establecer y realizar una mejor gestión de recursos humanos. Quizás los estilos directivos o liderazgos de hace poco tiempo hoy en día no tengan mucho sentido, quizás la forma de comunicarnos con nuestros empleados de ayer, hoy no genera el mismo impacto, a lo peor la forma en como atraíamos talento a la empresa ya no tiene sentido, quizás pensar que estamos en un momento de transformación digital y que esto supone que solo tiene sentido atraer personal joven sea una miopía. La empresa ha de evolucionar con las personas y su forma de ser de sentir, de comunicarse, de relacionarse, pensar que si lo hacemos para adaptarnos a los gustos, necesidades y deseos de nuestros clientes, ¿por qué no habríamos de hacerlo con nuestro cliente interno, que son nuestros trabajadores? La empresa que no atiende bien a sus clientes o a sus trabajadores, son empresas sin futuro.

También sé que estos preceptos quizá en organizaciones con culturas empresariales avanzadas lo tienen más que asumido y que probablemente este post no le diga o aporte nada nuevo, pero como sabéis que mi debilidad son las pymes y entre estas encontramos un altísimo tanto por ciento de empresas o negocios que siguen con gestiones de recursos humanos del siglo anterior, si no más atrás. Estoy seguro de que la baja competitividad de muchas pymes aumentarían de manera exponencial empezando a ver a su personal como ese recurso imprescindible que los puede hacer competitivos para lograr mejores resultados y no como un mal necesario, pues  mientras se sigan considerando este recurso, también estratégico en la pyme, una simple fuerza de carga a cualquier nivel (esta forma de entender los rrhh no solo lo aplican en muchos casos en los niveles operarios, sino que se extiende a niveles de mandos intermedios e incluso dirección en demasiadas pymes)  todo lo que se haga en otros ámbitos tendrán mínima incidencia en el mercado, que es quién establece nuestro nivel de competitividad. ¡Así que atención, responsables de pymes!

Hoy quería compartir con vosotros la necesidad a satisfacer de que nos han de preocupar tanto la gestión y atención de nuestros clientes como la de nuestros trabajadores, es más, se me plantea muy complicado que sin preocuparnos por nuestros trabajadores, aspiremos a complacer a nuestros clientes. Las personas siguen siendo el factor estratégico de competitividad de una empresa, por encima de cualquier otro, cuídenlo.

 

 

@rafacera

FanPage Facebook (dale a me gusta, si te gusta claro)

Sin comentarios | Leído 26 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *