¿Pueden ser “salvadores” para nuestra economía los fondos europeos?

Está presentado el plan en Europa para que nos transfieran casi 140 000 millones de euros para paliar los efectos de la pandemia a nivel económico, sin duda, es una gran oportunidad para financiar un cambio, reciclaje o nuevo rumbo de nuestra economía, ¿será esto un factor definitivo para que ganemos una mayor competitividad?   

Pues sí, la palabra clave  no es otra que competitividad, o mejor dicho, como ganar más competitividad en los mercados, en nuestra economía. Este aumento de competitividad se debe reflejar en las empresas (debe subir de forma trascendente en pymes o el modelo no funcionará), en datos macroeconómicos, en nuestros comportamientos en los mercados, en capacidad de captación de inversiones (las inversiones en economías competitivas son “más saludables” que en otros tipos de economías), etc., por tanto, ganar mayor competitividad ha de ser la misión de esos fondos que nos llegarán desde Europa, todo lo demás que se consiga solo serán parches a algo que no funciona óptimamente.

Lograr el éxito en esta misión no dependerá solo de ir adjudicando presupuesto a acciones, será necesario manejar convenientemente muchas variables, legislación, marco laboral, unidad en el camino a recorrer entre agentes socioeconómicos, establecer reglas de juego que generen oportunidades para estos agentes, establecer sistemas de control que garanticen la consecución de objetivos, la eficiencia como medio, el trabajo como herramienta, serán muchas las variables que afecten como os digo, al éxito o no de esta misión, pero todo partirá de un proceso de planificación exhausto, objetivo, consensuado, realista, ambicioso, bien diseñado, con objetivos perfectamente definidos, con sistemas de control que garanticen que sabremos qué ocurre de verdad con ese plan, y con todo esto, posteriormente habrá que implementar este plan con todos los reveses que nos encontraremos y que habremos de superar.

Es mucho dinero el que nos va a llegar, por lo que establecer la escalera de prioridades será muy importante para nos despilfarrarlo, quiero decir con esto que habrán de sentarse las bases sobre que estableceremos como de valor estratégico y cómo lo conseguiremos, así como habrá ámbitos que siendo importantes no podemos aplicarles el carácter de prioritario o de valor estratégico. De como se configure esta guía de prioridades y por supuesto, de cómo se apliquen los fondos y en qué, cómo, cuando y a quién, dependerá de que realmente demos un salto de valor en la conquista de la competitividad o simplemente de que hayamos tenido dinero que hemos gastado y no invertido.

Si queréis saber mi opinión sobre qué áreas estratégicas se debería centrar las actuaciones y por consiguiente, a las que se deberían aplicar la mayor atención y cantidad de fondos, son estas:

  • Digitalizar la economía española. Esto quiere decir llevar la cultura digital a todos los ámbitos de económicos de nuestro país, sin excepción
  • La investigación como medio para la competitividad. Aumentar de forma muy significativa los ratios de investigación en diferentes ámbitos empresariales, médicos, universitarios, la investigación es lo que nos puede hacer conquistar mercados
  • La sostenibilidad como obligación en nuestra economía. Factores como ser sostenibles, equilibrados, respetuosos con las personas, con el medio ambiente, en nuestros procesos de trabajo es fundamental para una economía sana
  • Que el talento sea el centro de la gestión de las personas en la economía. Que el talento sea la principal lucha de las empresas. Que se haga todo por fomentar, potenciar, descubrir, conquistar al talento. Este es un aspecto crucial ya que España posee una gran bolsa de talento que en la actualidad descuida, infrautiliza, mal gestiona o simplemente no utiliza. Por nuestro nivel de talento nuestra competitividad debería ser mucho más alta
  • Hay que hacer un apartado con las pymes, creo que hay que dedicar un plan específico para esta parte del tejido empresarial. Posee importantes barreras para alcanzar mayores niveles de competitividad, falta de cultura empresarial, falta de digitalización, inadecuación a los mercados, gestión inapropiada, etc. Todo se podría resumir en el primer aspecto que os comento, FALTA DE CULTURA EMPRESARIAL. Se debe hacer un plan exclusivamente para este sector. Mi opinión es que, si aumentamos esta cultura empresarial entre emprendedores, pequeños/as empresarios/as, autónomos, los demás ratios de competitividad subirán directamente.
  • Imponer una cultura del emprendimiento a todos los niveles, trasladarlo a los planes de estudios en todos sus niveles, establecer medidas de apoyo al emprendimiento, reales y ajustadas al emprendimiento que se busca, un sistema bien financiado y coordinado entre organismos que se encarguen de este emprendimiento, centrarse en el emprendimiento de calidad no el numérico, planes formativos obligatoritos para emprendedores, inculcar el emprendimiento en las propias empresas (intraemprendimiento) como modo de innovar, mejorar.
  • La formación será un ámbito absolutamente prioritario, estratégico y de valor para conseguir todo esto, pero una formación ajustada a necesidades, una formación profesional orientada a resultados, una formación accesible para todos los organismos o personas que necesiten un proceso de reskilling o upskilling. La formación será el medio para esta evolución de modelo.
  • Establecer un sistema que garantice que el aumento de competitividad en la economía española ha de beneficiar no solo a accionistas, empresas e inversionistas, sino que todos los colectivos que contribuyen a dicha competitividad se deben ver beneficiados según su aportación a la misma. Esa es la forma de reducir diferencias interpoblacionales y aumentar de forma generalizada un bienestar social que ha de ser el fin último de todo esto. La economía al servicio de la sociedad y su bienestar

Parece que vamos a tener financiación para hacer muchas cosas, ojalá la misión de ganar competitividad en nuestra economía la podamos lograr, como ya os cuento no es solo cuestión de dinero, sino de saberlo utilizar. Tenemos recursos nos falta lo más difícil aplicarlos para conseguir un cambio real, sostenible y competitivo, no será fácil.

 

@rafacera

FanPage Facebook (dale a me gusta, si te gusta claro)

Sin comentarios | Leído 41 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *