¿Qué es eso de dirigir “adecuadamente”?

En cualquier organización que pretenda alcanzar objetivos, una de las funciones determinantes para esta misión no es otra que la dirección que se haga de los equipos, de las personas, sea la adecuada… y sin embargo, no es tarea fácil desempeñar esta función, sin contra tiempos y con eficiencia. La gestión de las aristas directivas es determinante para hacerlo “adecuadamente”

Los recursos más importantes para cualquier cometido en una empresa son las personas. Dirigirlas, el mayor de los desafíos para alcanzar los objetivos. Cualquier compañía que dirija “adecuadamente” a su personal, tiene muchas posibilidades de alcanzar importantes niveles de competitividad. Lo que ahora nos deberemos parar un momento a intentar describir es en que consiste eso que llamamos dirigir adecuadamente.

Creo que dirigir “adecuadamente” al personal puede significar muchas cosas, y que por supuesto que cada directivo debe incorporar los criterios que le parezca importantes para darle significado a este concepto. Yo os traslado el mío y creo que ayudará a establecer un entorno profesional en el que los directivos podrán gestionar de manera más eficiente su responsabilidad.

Dirigir “adecuadamente” para mí, es ante todo ser conscientes de que hay un propósito, misión, proyecto, unos objetivos a conseguir, que hay personas que han de trabajar para alcanzarlos y que se debe hacer a través de la implicación y voluntad de esas personas, con el liderazgo de un/una responsable. Esto, que se ve muy simple a la hora de plantearlo, tiene múltiples matices y sobre todo, supone (o suele suponer) muchas dificultades en la práctica, pues se trata de organizar todas las aristas directivas de forma alineada, coherente y eficiente, es decir, que proyecto, personas y liderazgo, aúnen implicación, voluntad, recursos, capacidad para que se construya un escenario óptimo para alcanzar la meta.

Para lograr alcanzar un nivel directivo de excelencia deberemos tener muy en cuenta:

  • El proyecto, misión, objetivos: este se ha de definir con exactitud. Se ha de establecer en que escenario se va a desarrollar, con que recursos se va a contar, que se pretende conseguir de manera cuantitativa, cualitativa y en tiempo. Cuáles serán los criterios de control para ver la evolución del equipo, con quienes nos vamos a relacionar, clientes, departamentos, personas, etc. En definitiva un equipo no rendirá cuando el proyecto, la misión, o los objetivos sean tenues, imprecisos, cambiantes, desestructurados, inalcanzables. Esto es fundamental para dirigir adecuadamente
  • Personas a las que dirigir. Contar con los perfiles adecuados, pero no solo técnicamente, sino personalisticamente también, personas que encajen en el equipo y que el equipo sea un buen escenario para ese profesional, es de vital importancia para una dirección óptima. El talento orientado de estas personas determina gran parte del resultado de la dirección. Hay personas que son muy válidas para ciertos equipos, pero equipos que no son un buen hábitat para ciertas personas. Los profesionales en los equipos suelen estar en diferentes momentos de vida, profesional, suelen tener valores diferentes, pueden venir de disciplinas muy antagónicas, de formas de pensar contrarias, por lo que conseguir que todo ello, a la hora de la confección del equipo y en su posterior gestión, se convierta en la argamasa que unifique a tod@s en la dirección de objetivos, voluntad, esfuerzo y eficiencia coordinada, hará que todo eso genere valor en el camino hacia el logro.
  • Liderazgo. La persona que dirige el equipo ha de convertirse en un líder para este, no tan solo un jefe. Este liderazgo se lo otorgará el equipo, no lo impondrá el directivo, por lo que no será algo inmediato, ni que coincida con la creación del equipo. Este directivo se ha de encargar de que estas aristas directivas, proyecto, personas y liderazgo, se cuiden y se optimicen. Es por ello por lo que tendrá que crear el escenario adecuado para lograr la misión, propiciar el entusiasmo y la motivación de personas preparadas para ello, así como para lograr que el equipo le otorgue el liderazgo. Existen muchos profesionales con excelentes perfiles para la jefatura, pero no tantos para conseguir el liderazgo de equipos. El líder es un gran gestor: de conflictos, negociaciones explicitas y encubiertas, de organización, de asignación de responsabilidades y autoridad, es un profesional que es capaz de sacar el máximo rendimiento a ese equipo, a través de la implicación de las personas que lo componen. Para ello se habrá de ajustar a los condicionantes de estas aristas, según el proyecto, según las personas así habrá de ser el liderazgo que desarrollar. Existen muchos menos lideres de los que se anuncian y en ocasiones en los equipos, no son ni los que oficialmente se reconocen como tal.

Dirigir “adecuadamente” es una tarea ardua, dura, difícil, llena de inconvenientes y para lo que no siempre están todos los profesionales preparados. Tened en cuenta, que al final todo lo que este relacionado con las personas, supone una mayor dificultad a la hora de acometer un proyecto en común, pues aparecen diferencias profesionales, personales, conflictos, malos días, malos gestos, problemas de comunicación, mensajes que se interpretan de forma diferentes, en fin, todo lo que puede suponer las relaciones entre personas. Sin embargo, también os puedo asegurar que cuando se alinean esas tres aristas directivas, lo conseguido va mucho más allá de lo que simplemente se ha alcanza es decir, los objetivos establecidos, pues esa alineación suele generar un valor añadido, que potencia a la empresa y su competitividad, se crea un estado de ánimo en la compañía, que la hace mucho más poderosa en el mercado.  Dirigir “adecuadamente” tiene un gran impacto sobre el equipo pero además, también sobre toda la organización.

@rafacera

FanPage Facebook (dale a me gusta, si te gusta claro)

Sin comentarios | Leído 63 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *