¿Quiere crear un equipo eficiente?, adelante…

El/la máximo/a responsable de una organización tiene muchas y muy diferentes tareas y funciones que determinarán el resultado de su trabajo para la organización. Crear equipos que realmente aporten valor a su desempeño, es probablemente uno de los mayores desafíos que tiene, si quiere triunfar

Cuando alguien llega a la cima en su organización, sea esta del carácter que fuere, posee muchas y diferentes tareas que atender. Planificar, organizar, controlar y dirigir, son las funciones que tradicionalmente hemos contemplado como propias de la alta dirección. Me gustaría nos centráramos en una de las tareas que más determinan el trabajo de un responsable, la creación de su equipo.

No es tarea nada fácil crear un equipo competitivo que aporte eficiencia, por muy diversas razones, los criterios de selección no siempre están relacionados con el rendimiento, el talento reclutado o las competencias necearais no son las adecuadas para ser integrante de ese equipo o simplemente porque no se ciertos perfiles de altos directivos no creen importante este aspecto que para el éxito ya están ellos/as.

Siempre me ha parecido que el proceso de creación de un equipo dice mucho del responsable del mismo, así como es bastante premonitorio de cómo será su dirección o estilo directivo. Se utilizan muchos y muy diferentes criterios para configurar ese equipo, unos/as prefieren gente de confianza, gente leal, personas muy capacidad técnicamente, afines, “pelotas”, “tontos/as útiles” gente con potencial, etc… existen tantos parámetros de elección, como directivos para crear ese equipo.

¿Pero como se puede configurar un equipo de garantías, que sea eficiente?, como podéis imaginar no hay verdades en esto absolutas, como en nada en la vida, yo os comento los criterios que creo se han de respetar en la configuración de equipo:

–          Equipo multivariables, no creo que sea bueno que todos provengan del mismo departamento, posean la misma formación o la misma experiencia, la misma edad, el mismo sexo, las mismas competencias, parecidas carreras. Variedad es una palabra necesaria en el equipo

–          Todos y cada uno de los integrantes deben poseer en sus perfiles aspectos, competencias, talento orientado o capacidades que lo hagan importante dentro del equipo. En cada una de estas características debe estar por encima del resto del equipo, e incluso de máximo responsable

–           Equilibrio. La configuración del equipo tiene que lograr un equilibrio entre toda esa variedad, que predomine algo de forma excesiva provocará problemas

–          Talentos orientados diferentes. No se trata solo de incluir personas con talento, sino que deben poseer diferentes talentos, unos más social, otros más técnicos, otros más estratégicos, etc…

–          Han de compartir valores de dirección. Que los integrantes vean y apliquen valores de la dirección muy diferentes repercutirá negativamente en el trabajo del máximo responsable

–          Para ser eficientes se necesita gente muy implicadas (engagement) en la buena gestión de los recursos, así como gente eficaz. La eficiencia no se logrará si esta no se admite como algo innegociable para el equipo y se retribuye, valora o se controla firmemente

–          El equipo necesita tener personas cercanas, leales, de confianza al responsable, pero no puede ser el único criterio a aplicar para seleccionar

–          El equipo debe configurarse para que este motivado, implicado y capacitado para el reto

–          A Los integrantes se les dejará un nivel de autogestión/autonomía importante por lo que los perfiles tienen que aceptar y estar preparados para este hecho

–          Conseguir el numero adecuado de integrantes, ni más ni menos

–          El trabajo en equipo requiere de mucha complementariedad entre funciones, perfiles, competencias y saber hacer, para lograr esa eficiencia, por lo que ha de preocupar no solo la búsqueda de perfiles particulares sino cómo encajará y que debe aportar al equipo. Pensar solo en términos particulares no creará un buen equipo, solo grandes nombres juntos

Todas estas son características que serán las que darán como resultados la creación de un equipo eficiente, después el trabajo del mismo dependerá además de esto, de la dirección que se le aplique. Pensemos que al final el responsable de cualquier organización será juzgado sus logros y estos dependerán en un altísimo tanto por ciento, del trabajo que realice su equipo, por lo que al final este será el causante del éxito o fracaso del CEO o máximo responsable.

Nunca creí en máximos responsables individualistas, ni que estos fueran capaces de desempeñar todo lo necesario para dirigir con éxito una organización por si solos. No creo en los CEOs supermanes. Si creo en que este éxito ansiado por los dirigentes, no es posible sin crear un equipo eficiente, además siempre he mantenido que los equipos hablan mucho de cómo es el máximo responsable y que estoy seguro de que el equipo es el que lo hace grande o lo lleva al fracaso. Por cierto esto lo podéis aplicar, pues es válido, para cualquier tipo de organización.

 

@rafacera

FanPage Facebook (dale a me gusta, si te gusta claro)

Sin comentarios | Leído 69 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *