Será solidaridad o caridad según quien la ejerza… | Rafael Cera

Será solidaridad o caridad según quien la ejerza…

Es bastante significativo como una misma acción, según de quien proceda, tiene una reacción u otra en determinados colectivos. De hecho, una donación de 320 millones de euros para la sanidad española, se puede etiquetar como solidaridad o al mismo tiempo como caridad casi de mal gusto. Siendo esta acción la misma que realizan otras empresas, fundaciones o personas anónimas ¿ qué consideramos para que se etiquete de solidaridad o de caridad?  

Como sabéis en marzo la fundación del magnate Amancio Ortega decidió donar a la sanidad española 320 millones de euros, para el ámbito de la investigación y tratamiento del cáncer. Esto que en principio se puede tomar como una noticia de gran valor solidario, sin embargo, ha servido para que ciertos colectivos clamen contra esta acción y en concreto se ha pedido que se rechace dicha donación. Otros han criticado abiertamente esta decisión de Amancio Ortega al considerarla como caridad de cierto mal gusto, en fin… estos son los hechos.

Ha habido colectivos que dicen que es la sanidad pública la que tiene que atender los fines que persigue esa donación… otros dicen que esa solidaridad de Amancio Ortega, seguro que esconde algún tipo de favoritismos por parte de las administraciones públicas, en definitiva, que para el sector crítico de esta aportación económica, todo son elucubraciones o bien en el fondo lo que se percibe es un gran grado de desconfianza, más que por el hecho, por la persona de quién procede.

Os daré mi opinión, que por supuesto tiene parte profesional y parte personal. Soy de la condición que la caridad no me gusta, proceda de donde proceda, me gusta mucho más que quién quiera ayudar, dé los pasos necesarios no para quedar bien a nivel de conciencia y que se generen las condiciones para que esas personas desfavorecidas pueda cambiar el rumbo de sus vidas y no solo que sea algo puntual y en ocasiones sin gran impacto para ellos. Dicho esto, creo que Amancio Ortega solo hace una donación para que se investigue y trate una enfermedad que esta padeciendo un alto % de la población y a la que no se le da una respuesta eficiente todavía. ¿Cómo puedo considerar caridad que alguien a quién le sobra el dinero para 500 vidas que viviera? Su valor y solidaridad está en que decide hacerlo, decide donar a lo público esa inyección de dinero que seguro de que de otra forma no saldrían de los presupuestos generales del estado. Esa donación va a ayudar a fijar talento en España, a que se avance un tema demasiado cercano para casi todos, mejoras para los pacientes… ¿Con que cara rechazas esa ayuda que de otra forma no vas a obtener?

Creo que los ricos también pueden ser solidarios, no solo los pobres. En EEUU hace unos años algunos riquísimos pidieron ayudar con más impuestos y con sus fundaciones, para los más desfavorecidos, eso se consideró solidaridad, ahora esto mismo en España es caridad. Ojo mantengo esta posición siempre que efectivamente esa donación que hace la fundación, no tenga ninguna contraprestación de ningún tipo para la institución o para el señor Ortega, siendo así yo lo consideraré solidaridad y creo que se debe aceptar y agradecer.

Es increíble como algunos colectivos y personas que creen que se debe rechazar esa donación después es muy posible que reclamen más programa de RSC (con el mismo criterio que utilizan para esta donación, deberíamos etiquetar estos programas como de caridad corporativa) por parte de las empresas, o cuando piden hacer un crowfounding para un determinado tema o cuando hacen colectas para cualquier otra. Es una sin razón rechazar la solidaridad de alguien, sea quien sea, por dos cuestiones, una porque se desprecia una de las características humanas que más y mejores nos hacen como personas, por otra quitar a los destinatarios de esa solidaridad, la posibilidad de mejorar sus vidas con las aportaciones que se hacen.

La solidaridad no tiene condición, solo intención de mejorar las vida de los demás, después todo lo que se busque como que cuando se tiene mucho no es solidaridad, sino caridad, que Ortega es el más rico de España, que sabe dios en que condiciones trabaja su empresa y como obtiene sus beneficios… esos son temas que se deben tratar en otro ámbitos, la realidad es que alguien ha querido aportar a lo público (podría haberlo hecho a lo privado para colectivos de su interés) una cantidad de dinero muy necesaria para mejorar las vidas de mucha gente. Creo que alguien por mucho dinero que tenga, que lo comparta para estos temas tan sensibles sin obligación, hay que considerarlo y valorarlo como de solidario. Si además la persona que realiza la donación para él es un hecho habitual, creo que es otro argumento para que los críticos reconsideraran sus posiciones y que revisasen su historial de donaciones, pues como os comento esta donación no es un hecho aislado, ha donado dinero a muchas comunidades para muy diferentes temas, todos con un sentido de mejora social.

Me parece una magnifica política que las empresas o empresarios de alguna forma reviertan en la sociedad parte de lo que esta les ha aportado, una parte la hacen de forma obligatoria a través de los impuestos, ¿porque no aceptar la aportación por voluntad propia de sus conciencia y solidaridad? No confundan solidaridad con caridad, solo con el criterio de según de quien proceda, ya que no es justo ni para dar la trascendencia adecuada al hecho, ni para la valoración de la persona o empresa que lo realiza.

@rafacera

Sin comentarios | Leído 45 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*