Small data. El tamaño importa …

La obsesión y la necesidad de la empresa por el dato a concebido al big data, en muchos casos, como la solución universal para satisfacerla, sin embargo este plantea problemas importantes en organizaciones que no generan o les cunde generar grandes cantidades de datos, para ellos tiene mucho más sentido el small data y su gestión   ….

Es el big data una herramienta de interés para la empresa, mucho. ¿todas las organizaciones y directivos pueden o deben crear programas para implantar esta herramienta? No.

El dato de calidad es la base de cualquier buena decisión en la empresa, pero esta se dificulta cuando se generan ingentes cantidades o volúmenes de datos. Producir muchos datos puede ser consecuencia de según como la tengamos organizada la empresa, según las fuentes de generación de datos que poseamos, según nuestros intereses, según nuestra forma de entender la gestión de la empresa, según nuestros recursos para la obtención y gestión de esos datos, según los sistemas de control implementados, todo ello puede ser causa de un gran volumen de datos. Lo que si tenemos claro es que no se puede renunciar al dato, pues este es conocimiento siempre que sea de calidad o autoengaño si no lo es, es por ello que no podemos renunciar  a los que genera el cliente, a los que genera la gestión interna de la empresa, a la que genera nuestro entorno. Al dato no podemos renunciar pues seria ponernos una venda en los ojos para conducir la empresa.

Siendo esto una realidad a la que no podemos esquivar, la necesidad de obtener y gestionar datos de calidad en la organización, el volumen es un criterio muy importante para determinar su funcionalidad (si nos sirve o no, si nos ayuda a mejorar o no), sobre todo para empresas que no tienen ni los recursos, ni las herramientas, ni los conocimientos adecuados para gestionar volúmenes inapropiados, pues son para estas mismas, ya que no pueden renunciar a gestionar datos al igual que no pueden renunciar al conocimiento de la realidad de la empresa, para las que se debe establecer el volumen de datos que puedan gestionar y que les ayuda a ganar conocimiento y por ende competitividad. Estas empresas han de establecer su modelo de small data si no pueden estar capacitada para manejar grandes cantidades de datos o simplemente no lo necesitan para obtener el conocimiento suficiente que le permita crecer a la empresa.

Para establecer un programa de small data se deberá plantear la siguiente secuencia:

  1. Revisar y ser consecuente con los recursos humanos, tecnológicos y económicos que posee la empresa para establecer un programa de small data compatible con ellos
  2. Establecer un cuadro de KPIS de no más de 10 (según cual sea el modelo de negocio y las capacidades de la empresa). Importante que la KPIS seleccionadas han de propiciar conocimiento real y de valor sobre el funcionamiento de la empresa, sin estas características, los datos obtenidos no serán de calidad o simplemente inútiles para la toma de decisión.
  3. Este cuadro ha de recoger la definición exacta de la kpi, como se va a medir, de donde se va a medir, cuando y establecer cuáles son niveles normales, altos, bajos para su evaluación
  4. Medios y herramientas que utilizaremos para la obtención y la gestión de esos datos.
  5. Una vez obtenido el dato se habrá de diseñar el recorrido de ese dato hasta la toma de decisión, a quién habrá de llegarle ese dato, quién habrá de evalúalo y analizarlo, como se habrá de almacenar y como se incorporará al proceso de la toma de decisión. Establecimiento del proceso de obtención, análisis, tabulación y resultados de los datos
  6. Controlar que el sistema instaurado de small data esta bien dimensionado, que genera datos de calidad y que nos ayuda en la toma de mejores decisiones. Determinar si alcanzamos el nivel de conocimiento necesario para mejorar como empresa. Ver según necesidades de la empresa y la dirección, la posible ampliación y mejora del sistema

Por lo tanto NO, no todas las empresas pueden o deben plantearse utilizar herramientas de big data, pero también está absolutamente claro que ninguna empresa puede olvidarse de nutrirse de datos de calidad para su funcionamiento. Este sistema de small data permite gestionar el volumen de obtención de datos necesarios y adecuados para mejorar nuestras decisiones y por ende nuestras actuaciones en la organización. El tamaño importa, de tal forma que a veces es conveniente manejar un tamaño menor de datos para que repercuta en una mejor toma de decisiones. A veces el volumen desmesurado de datos solo produce desorden, incapacidad de manejo de todo lo generado, desconocimiento, derroche de recursos, desmotivación entre usuarios de estos, una infrautilización de estos e incluso desconcierto en la toma de decisiones. El small data puede ser una magnifica solución para empresas para las que no se pensó el big data y que siguen teniendo la misma necesidad de obtener datos de calidad para obtener conocimiento. A veces más y es mucho menos.

@rafacera

FanPage Facebook (dale a me gusta, si te gusta claro)

Sin comentarios | Leído 33 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *